Cross del Bajo Cinca

Hoy hemos dado comienzo a una temporada que a buen seguro nos traerá a todos un buen saco lleno de bonitos momentos como los de hoy.

El Cross es un evento muy tradicional en nuestra provincia de siempre y a pesar de que algunas veces nos vengan obstáculos de donde no esperamos lo importante es que los niños se diviertan, evolucionen y conozcan nuevos amigos como ha sucedido hoy en Ballobar. La Comarca del Bajo Cinca con la ayuda del Ayuntamiento de Ballobar y las asociaciones locales nos ha regalado hoy uno de los croses mas bonitos de los que recordamos en muchas temporadas. Mas de 210 inscritos desde el año de edad hasta los más veteranos corredores.

El clima ha sido perfecto y el sol ha ayudado a que familias y atletas se volcaran en el Cross este año. Algunos papis os hemos tenido un poco engañados por primera vez… jeje. Lo cierto que, para ser la primera competición del Año, Ballobar es un Cross de los de toda la vida con un nivel de exigencia elevado.

Pero para la escuela de atletismo de Fraga, os aseguramos que lo de menos es si los niños quedan los primeros o los décimos. La mayoría de las veces precisamente los que terminan por detrás son los que mas esfuerzo y empeño le ponen. Y para nosotros es lo que mas se valora. Las victorias van y vienen, pero la ilusión y ganas es lo más difícil de ganar y conservar.

Ayer sábado mismo varios niños primerizos pidieron ir con sus padres a practicar el día de antes… Para que veáis la ilusión que tenían los mas pequeños. Vuestros niños están sobradamente preparados, cada en su nivel obviamente. Yo no puedo correr a ritmo del récord del mundo, debo hacerlo a mi ritmo.

Voy a intentar no nombrar a los niños en esta crónica/columna de opinión por dos razones. Primera es que el objetivo es siempre grupal, no individual en edades tan tempranas. Y segunda es que tenemos que ser conscientes que los niños son muy maleables y no tienen porque imaginar cosas reales o irreales por el simple hecho de ganar una carrera y ver sus nombres en un periódico.

Para mi el punto mas destacable del día es el grandísimo numero de niños que probaron por primera vez. Niños que apenas llevan unas semanas en la escuela y ya están dispuestos a competir. Y especialmente destacable el alto nivel de todos esos niños noveles. Varios de esos niños me decían que hoy seria su primera medalla en su vida y lo hacían con un brillo muy especial en los ojos que solo los niños son capaces de regalarnos.

Los niños que tienen mas experiencia han ayudado y recibido a los noveles excepcionalmente bien y en días como los de hoy se crean lazos importantes de amistad. Ya sea en niños de 4 años o en infantiles de 13 años.

Todo tiene sus procesos y la gran suerte que tienen los niños es la gran evolución semana a semana. El objetivo recordemos es que los niños se diviertan y se enamoren del atletismo como nosotros lo hacemos. En el atletismo tenemos dos caminos, uno el que el niño sufre día a día como si fuera adulto y otro en el que el niño se divierte diariamente y garantiza incluso décadas de práctica deportiva. Seamos pacientes y recordemos que son niños, no adultos.

Desde el club, junta y grupo de monitores estamos tremendamente orgullos de padres y niños en partes iguales. Ambas partes son esenciales para que esto funcione. Y os invitamos a seguir compartiendo grandes momentos como los de hoy.

Próximo objetivo 17 de noviembre en Mequinenza