Header Ads

Entreno Fraga - Velilla y jornada de convivencia


En el mundo de las carreras, lo que las hace “buenas o malas” (aquello que l@s corredor@s puntuamos) suele ser el recorrido, organización y la bolsa del corredor. Solemos olvidar que, con excepción de las élites que compiten permanentemente, esto es deporte por afición y que se trata de correr para divertirse.

Hoy, en el entreno de Fraga a Velilla la carencia de cronómetro, chips y otros servicios usuales en las carreras ha sido suplido con creces por la estupenda bolsa del corredor que Velilla nos ha ofrecido, repleta de buen trato y con un estupendo almuerzo. Correr casi se ha convertido en lo secundario.

Y así, en torno a la mesa todo eran sonrisas y ningún pesar por un mal crono o marca. Deporte por diversión, así de sencillo pero a veces complicado de entender.

 Al Club ha de reconocérsele el acierto en “extender” a los pueblos de la Comarca la afición por correr y el saludable ambiente que el deporte transmite. La mejor manera es el ejemplo de hoy, con presencia, participación e implicación, lo que “hace Club” y el caso de hoy “hace Comarca”.

Con lo que al entreno propiamente dicho se refiere, sobre las 08;50 de la mañana, una cuarentena de corredor@s recibían las instrucciones y consejos de seguridad previos antes de la salida. El Club había programado hasta 4 distancias diferentes, siendo de 6, 10, 15 y 18 kilómetros respectivamente. La salida de las 3 mayores distancias se realizaban desde el Pabellón Cortes de Aragón de Fraga, mientras que la de 6 kms, desde el empalme del Camino del Pas con el muro del rio Cinca.
El recorrido general era con salida en el Pabellón Cortes y tomar al medio kilómetro el camino junto al rio Cinca, recorriéndolo hasta el momento que finaliza enlazando con el camino del muro, y desde ahí hasta Velilla (con las consabidas variaciones de las diferentes distancias).

Y de nuevo (ya, ya sé que siempre lo digo) Meteo que lo hemos fichado en el Club, regalándonos temperaturas ideales de entre 14ºC y 18ºC, sol y un viento que apenas pasaba de brisa.

Por poner alguna pega, la de que en el almuerzo se reponían (al menos en mi caso) más calorías que las consumidas en el entreno. Eso de que; “las gallinas que entran, por las que salen”, pues no.

Lo dicho; Gracias a Velilla y que el año que viene habrá que repetir.

J.A. Fuentes
C.A Fraga - Bajo Cinca. Con la tecnología de Blogger.