Header Ads

VI Carrera por Montaña BOCA DEL INFIERNO


Crónica de Ana Ipas.
Sergio Gimeno Blas, del equipo militar, ha conseguido el triunfo de la carrera de la Boca del Infierno, un circuito circular y muy exigente por las inmediaciones de la Selva de Oza, que ha sido además prueba puntuable para la Copa de Aragón. La competición, en la que participaron más de 200 corredores, ha esadoá organizada por el Club Asamún de Hecho.
Poco más de dos horas (2:13:19) empleó el atleta para completar el recorrido de 26 kilómetros que desde la Selva de Oza partía hacia el sur. El club del Maestrazgo consiguió con un joven atleta (competía en la categoría sub23) David Prades Monfort (2:17:11) el segundo puesto. Y la gran alegría para el público presente en la meta, la mayoría de Hecho, la dio el corredor local Toño Algueta (2:21:17) que fue buena parte del recorrido en quinta posición, pero que finalmente entró en tercera, a ocho minutos del ganador.
Respecto a la categoría femenina, la primera en cruzar la línea de meta fue la italiana Magda Genuim (2:39) que corre también con la camiseta del club local, la segunda fue Nuria Sierra Marín, del club Montisonense de Montaña, con sus 2:50 y la tercera Mª Pilar Prades del Orinoco.
Eran poco más de las nueve de la mañana cuando los 151 de la carrera principal tomaron la salida (y es que se realizó otra paralela más corta, de 15 kilómetros) desde la Selva de Oza. Las lluvias de la noche anterior se dejaron sentir en este paraje y gran parte del recorrido, pero no hubo problemas con el suelo, algo resbaladizo en algunos puntos del recorrido de 26 kilómetros y un desnivel positivo de 1.500 metros. Un duro recorrido que a alguno dio más de un problema (algún esguince, una pájara...), aunque fueron los menos y casi todos los participantes consiguieron llegar a meta.
Este año la carrera fue un poco más lenta. El primero en cruzar la línea de meta fue Sergio Gimeno. Y lo hizo en dos horas y 13 minutos, casi un cuarto de hora más del tiempo que en otras ediciones había marcado el vasco Jokin Lizeaga, que este año faltó a la cita.
Antiguas sendas entre hayas, abetos y pinos, trochas que se utilizaban para sacar madera, la vieja calzada romana, parte de la pista de fondo de Gabardito... El recorrido, totalmente balizado, era el mismo de otras ediciones, aunque se introdujo una pequeña variación en la zona de Santa Ana -que evitó a los corredores un pequeño tramo de carretera- que gustó mucho entre los participantes.
Y un cuarto de hora más tarde, a las 9.30 se dio la salida para aquellos que optaron por el recorrido B, 15 kilómetros que seguían gran parte del trazado de la prueba principal (se evitaba la subida a Gabardito). Fue Joxe Montoya Zubeldía (1:34:11) el primero en completar el trazao. Ander Alcocer Torralva (1:37:09) fue el segundo en meta. Y el tercer puesto fue para Eduardo Luengo (1:42:24).
C.A Fraga - Bajo Cinca. Con la tecnología de Blogger.